viernes, 23 de abril de 2010

                                                  
Ricos y pobres.
     Hace ya varias décadas, cuando Haile Selassie era el Emperador de Etiopía, este singular personaje gobernaba el país o… ejercía su poder, sentado en un gran trono de oro macizo, y custodiado por dos feroces leones (estos, no eran de oro ni de peluche, sino de verdad); y era aclamado por sus súbditos como un auténtico dios. Pero mientras, a escasos centenares de metros de aquel fantástico y lujosísimo ‘escenario’ y de aquellos fastos, miles de personas, paisanos de Selassie, vivían en la más absoluta miseria; y morían, la mayoría de las veces jóvenes y… de hambre. (Hoy, esto mismo o algo muy similar, sigue ocurriendo; en países o naciones, de las cuales preferimos omitir sus nombres).


    Extrapolando estos hechos a lo que ocurre hoy día, podemos advertir que la ‘valoración’ del trabajo que desarrollan algunos ciudadanos españoles, y los sueldos o estipendios o jubilaciones que por ellos perciben la mayoría de ellos, están a distancias abismales, siderales, de los de otros mortales, a los que podríamos considerar, tal vez, también algo así como …‘semidioses’; o, esto sin duda, seres ‘tocados’ por la Diosa Fortuna.


    Si, muy brevemente, desmenuzamos o diseccionamos algunos casos de personajes conocidos y ‘cercanos’, podremos comprobarlo. (Y, todo ello, sin ánimo de ofender a nadie, claro. Pero, ¿por qué ocultar lo que está en el conocimiento, en el ánimo y en la mente de todos?).

    Fernando Alonso, como saben, hace años bi Campeón del Mundo de Fórmula 1, ha fichado muy recientemente por la escudería italiana ‘Ferrari’ por un período de tres años, prorrogables a cinco; y cobrará por cada uno de ellos, la bonita cantidad de 30 millones de euros. Pau Gasol, jugador en la NBA con ‘Los Ángeles Lakers’, y Campeón del famoso ‘anillo’ la pasada temporada, cobra unos 14 millones de eu. por temporada. Cristiano Ronaldo, jugador del ‘Real Madrid’ de fútbol, y reciente ‘Bota de Oro’, cobra unos 12 millones de € por año (y su traspaso al ’Real’ desde el Manchester United, ha costado unos 94 millones), etc., etc. Y por el traspaso de un chaval de 19 años, Ricky Rubio, baloncestista de la ACB, del Joventut de Badalona al F.C. Barcelona, se han llegado a pagar 4’5 millones de €. (Todas las cifras que se citan aquí, han sido las publicadas en radio, prensa, televisión, etc.; en ‘los medios’). Y si nos vamos a cargos públicos…, acabo de leer que al 2º del BBV (debe de ser el subdirector o el vicepresidente del Banco), al que han prejubilado, le pasarán una jubilación por año de… ‘solo’ 3 millones de euros.


    Hay que considerar, además, que a la mayoría de estos deportistas de élite, los múltiples contratos publicitarios que tienen, les reportan unos ingresos la inmensa mayoría de las veces parecidos o superiores a sus ingresos ‘oficiales’ (como ejemplo, citar que Cristiano Ronaldo, amasó solo en 2009 una fortunita de 22’4 millones de euros). Y además que, en muchísimas ocasiones, lo que cobran es ‘libre de impuestos’. Y hay otro hecho igualmente curioso y… lamentable: y es que, de algunos de estos deportistas de elite –se podrían citar casos concretos-, se llega a decir –en la televisión, en la prensa, en ‘los medios’ en fin- que son ‘españoles ejemplares’. Cuando, eso si, en algunas ocasiones –en algunas, digo-, estos ‘ejemplares,’ han defraudado hábilmente a Hacienda y se han saltado a la torera todos los impuestos, depositando sus sabrosos ingresos, cautelosamente, en entidades bancarias de ‘paraísos fiscales’ ¡Muy ejemplares, sí! ¡Y muy patriotas!


    Pero, en fin, no vamos a hacer cálculos sobre estos personajes –pocos en el mundo, ciertamente; aunque, muy llamativos- que ganan al año 10, 20, 40 millones o más -¿se imaginan lo que puede ganar Bill Gates, el ‘mago’ de Microsoft? ¿y un ‘Tiger’ Woods (golfista, como saben)?...-; entre otras cuestiones porque… ¡las calculadoras echarían humo!


    En nuestra España –quizá ocurra en otros países igual-, para ‘hacer dinerito’, hay que ser torero, deportista (piloto de fórmula 1, futbolista, tenista, golfista, etc.), cantante, actor, ‘famosillo’ (eso que está tan de moda ahora), presentador de TV, etc., sin olvidar, claro, a los políticos, ni a los banqueros, ni a los constructores, ni a los especuladores… Lo que es casi seguro, es que ni los científicos, ni los investigadores, ni los catedráticos de universidad, ni médicos, abogados, etc., entrarían en este ‘ranking’ dinerario. Hagamos un breve ejercicio y comparemos p.e., una persona (de las que acabamos de citar) que cobre ‘solamente’ medio milloncejo de €/año (que las habrá ‘a montonazos’); y traduciendo esto a las antiguas -¡y añoradas!- pesetas, esa miserable cantidad supone, redondeando, 80 millones de pesetas/año. Es decir –y si las matemáticas no fallan-, que si lo comparamos con el sueldo de p.e. un anestesista –universitario y médico, claro; con muchos años de arduos y caros estudios y otros cuantos de difícil especialidad añadidos; y con un trabajo agotador y una tremenda responsabilidad en los quirófanos-, que supongamos, exagerando, que fuese de 10 millones de pesetas/año, llegaremos a la conclusión final –y fatal-, de que esa persona que percibe medio millón de €/año, gana ¡en un solo año!, lo que ganaría el anestesista ‘rico’ –y privilegiado; esto no hay que olvidarlo-… ¡durante 8 largos años! Creo que sobran los comentarios.


    Y si comparamos el ‘sueldito’ de un Cristiano Ronaldo (22 millones de €/año = 3.660 millones de pts.) con el del anestesista, veremos que por cada año de ‘trabajo’ del futbolista, el médico tendría que trabajar ¡366 años! (o 9’15 ‘vidas laborales’ de 40 años c.u.; p.e., de 25 a 65 años); ¡Casi nada!


    En los últimos Presupuestos del Estado, en España, se disminuye p.e. la partida asignada a investigación, desarrollo, etc. (al famoso I+D+I); pero, a cambio, se aumenta la partida dedicada al cine ¿No parece una broma de mal gusto?... No es de extrañar, pues, que los científicos lleguen al extremo de tener que protagonizar huelgas a nivel estatal -¡el colmo!-, en solicitud de unos salarios más acordes con su importantísimo trabajo. Y lo mismo, claro, está pasando con el personal facultativo. Recuérdese, que solamente en Gran Bretaña y en Portugal (por no citar Bélgica, Francia, Italia, etc.), hay actualmente unos 12.000 facultativos españoles (médicos, enfermeras, etc.), trabajando ; por mejores condiciones laborales y por mejores sueldos. En fin, ¡el mundo al revés!


    Y para colmo, la ministra de Economía de España, entre las numerosísimas subidas de impuestos con las que el Gobierno ‘nos castiga’ ya, para paliar la crisis –recuerden que, según el FMI (Fondo Monetario Internacional), seremos el último país en salir de la crisis esta-, ha ‘colado’ subrepticiamente otro impuesto más, u otro ‘castigo’ más: el de subir el Valor Catastral de viviendas, plazas de garaje, etc., con lo cual cuando nos llegue el temido IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), este vendrá mucho ‘más gordito’ ¡Genial! ¡Éramos pocos y…! Pero, hay que reconocer al menos, que esto lo tienen bien pensado, bien calculado en la cuantía y en el tiempo, casi ‘cronometrado’: porque, nos llega la paga ‘extra’ en Junio, y a los muy pocos días, nos llega el recibito del IBI. Es decir, con una mano nos dan –más bien, ‘nos enseñan’- el dinero y… con la otra nos lo arrebatan ¡Perfecto!
----


Hasta aquí, hemos esbozado algunos apuntes –anecdóticos, más que nada- sobre esas abismales desigualdades entre super-ricos e ‘infra-ricos’. Pero, por supuesto, resultaría una ligereza y una frivolidad inadmisible e imperdonable, no referirnos al auténtico, al verdadero y sonrojante tema de la pobreza: de los auténticamente pobres, de los que malviven o intentan sobrevivir sumidos en una pobreza extrema ¡Esta lamentable e increíble lacra social y humanitaria en un mundo que se autocalifica de civilizado y… ¡solidario!


    Es muy complicado intentar una definición global de pobreza. Habría que calibrar y sopesar muchos matices, muchas circunstancias (regionales, ambientales, étnicas, climatológicas, sociales, humanas…); y por ello resulta muy difícil dar una definición válida. Pero si nos atenemos a las normas del UNDP (‘United Nations Development Programme’ o ‘Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo’), la pobreza, podemos definirla como ‘una situación o forma de vida, que surge como consecuencia de la imposibilidad de acceso y/o carencia de recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas humanas básicas, tales como: alimentación –esta, medida en calorías/día-, vivienda, educación, asistencia sanitaria, acceso a agua potable, vestido, energía, etc.’. Claro que, en muchos países -de África p.e., o de Asia- todo ello se simplifica drásticamente; y se considera pobre, sencillamente a aquella persona a la que el salario (si es que tiene salario, claro) no le alcanza ni para adquirir lo más indispensable para alimentarse básicamente, en un nivel casi de pura subsistencia. Lo demás -vivienda, educación, asistencia sanitaria, vestidos, etc.-, ya vemos: serían para ellos, como ‘refinados’ lujos. ¿Tomarse una cervecita; o comprarse unos modestos zapatos; o dormir bajo techado; o poder vacunarse; o lavarse con agua calentita ?..., todo ello sería,¡un lujazo, sí!


    Y para hablar de ellos, de los pobres de verdad, de la pobreza extrema, ¿hay algo más válido, más fiable, ilustrativo y esclarecedor que el muy reciente informe de la ONU sobre el ‘Desarrollo Humano’?... Los escalofriantes datos son estos: por cada hombre rico, hay casi ¡un millón de pobres!; lo que supone que 500 ricos ganan lo mismo que ¡417 millones de pobres! Y añade el citado informe, que el 21% de la población mundial, es decir, más de 1.000 millones de personas, viven ¡con menos de un dólar diario!; y que, para colmo, el agua potable, cuesta hasta 10 veces más en las zonas más desfavorecidas del planeta (que es, precisamente, en donde habitan esos pobres, claro). Si nos fijamos en el diagrama adjunto, podemos observar que casi la mitad de la población mundial, están ‘catalogados’ o considerados como pobres.

    Además, un informe conjunto y reciente del FMI (Fondo Monetario Internacional) y del Banco Mundial, de fecha 24/4/2009, alerta de que la crisis financiera mundial actual, está poniendo en peligro la consecución de los ocho ODM (‘Objetivos de Desarrollo del Milenio’), de la ONU. Y, por esas fechas, la propia ONU advierte igualmente, que dicha crisis provocará una nueva emergencia alimentaria, porque millones de personas no tendrán dinero para comprar comida, ya que según la FAO, los precios de los alimentos siguen altos en los países en desarrollo, pese a la producción récord de cereales y a la caída de las tarifas en el mercado internacional. El ‘Grupo de los 20’, en fecha muy reciente (Abril de 2009), acabó su reunión en Londres con el compromiso de aportar 300.000 millones de dólares en los próximos dos años, para ayuda al desarrollo de los países pobres. Y el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha acogido con beneplácito estas promesas; pero advirtiendo también, que tanto la ONU como el FMI (Fondo Monetario Internacional), deben estar totalmente involucradas en la reforma del sistema financiero mundial. Tendrían que establecerse un nuevo sistema financiero, que fuese –con la palabra que está de moda ahora- ‘sostenible’.
    Pero, en definitiva, se trata de que haya, a nivel mundial, un reparto más equitativo de la riqueza -a todos los niveles-; y de mirar 'de igual a igual' a estos países que se consumen en la miseria; y, esto sobre todo, de querer ayudarlos de verdad, efectivamente..., sin falsas promeas ni 'huecos' discursos.

    Y, habrá que preguntarse…, esos 300.000 millones, ¿se harán efectivos de verdad y en los plazos ahora acordados?... Y, si es así, ¿llegarán hasta donde tengan que llegar –es decir, hasta los extremadamente pobres o pobres de verdad-?, o… ¿se quedarán o perderán o ‘diluirán’ por el camino en manos de los especuladores, de las mafias, de las bandas, de las guerrillas, de los traficantes, de los propios gobiernos, etc.?...

    ¡Áh!, pero eso sí: la Carta de las Naciones Unidas, proclama en uno de sus artículos, que todo ser humano tiene derecho a un salario digno y a una vida idem. Lo que ocurre, claro –ya lo sabemos-, es que ‘del dicho al hecho…’

                                                                                                            Escrito por Raffaello.
                                                                                                            V23.Abr.2010

6 comentarios:

Maria del Sur dijo...

Yo creo que ante todo...no hay q acostumbrarse.....
es decir pobreza tiene una definición racional y justa
y eso supera las fronteras, es decir da igual de que país se hable, que costumbres e ideologías, que historia tengan...
y no debe modificarse la definición o acostumbrarse a una pobreza y ya no creerla pobreza y aplicar a esta solo en casos extremos...
de hecho yo no calificaría en pobreza extrema y pobreza no extrema
es pobreza y aberración, lo ilógico, lo inaceptable como son los chicos de la foto adjuntada...

lo siento, no creo q la solución este en las decisiones "humanitarias" de la ONU o el FMI
yo estoy convencida y por ahi es una utopía, no lo se, de que la solución esta en los pueblos
con esto no quiero decir que no sea culpa de los de arriba, nada mas lejos...
Saramago dijo algo hermoso, dijo q hoy por hoy existen dos súper potencias en el mundo, una es EE.UU(claramente es un icono ejemplificatorio) la otra eres tú, los pueblos...
y de hecho son estos los que hacen q Messi o Ronaldiño y quien fuera gane lo q gane...la gente consume...no nos olvidemos
la gente es responsable.

Estoy muy de acuerdo con lo q decís de los impuestos...
a ver que esta bien que los impuestos son necesarios para el desarrollo y el "mantenimiento" de un país pero ...podrían ser un poco mas justos... que ellos estén libres de impuesto, que no sea mucho mayor el impuesto a la ganancia donde las grandes firmas aportarían grandes cantidades equivalentes a sus magnificas ganancias y q un empleado en blanco le saquen un 19%(en poco tiempo) de su sueldo.....sin palabras
asi lo q logran es q cada vez haya mas gente que prefiera trabajar en negro...amen de todo lo que ello implica...amen de esto...hace q para los q están en blanco las cosas sean mas difíciles...

Perdonaras si te agobio un poco con los extensos textos de opinión
con ciertas cosas no aprendo nunca a resumir...

un beso

Anónimo dijo...

Sabe estimado, a su comentario le faltó un GRAN DETALLE al principio, y es que las imágenes de Etiopia mostradas al mundo, donde se están muriendo de hambre y todo eso, fue producto de la AGRESIÓN de Italia en el 1936, producto de las bombas que lanzaron indiscriminadamente, del Gas Mostaza que envenenaba ríos y aldeas, matando todo a su paso, animales, aves, la tierra inservible por décadas, eso se lo debemos a la Gran Italia y al Vaticano que bendijo las bombas y al demonio de Mussolini, esta agresión es el comienzo de la 2ª guerra mundial, no el ataque de Alemania comandada por otro de los mismos, pero la VARA los midió, sabe la Justicia tarda pero llega…
Parece que esto es un copy paste, es historia occidental, racista, Blanca, dejemos que Etiopia ilumine el mundo con su Historia, pero dejemos que la historia la cuenten ellos.
Me aburrió…adiós
José de Chile

Raffaello dijo...

Creo que es del todo injusto el comentario de este señor (al que, por cierto, al ser anónimo, no me es posible contestarle).
En mi articulito, yo no he pretendido en ningún momento narrar la historia de Etiopía. Y tampoco, por supuesto, desfigurarla. Es probable que, gran parte de lo que él nos cuenta, sea verídico. Pero, lo que cuento yo, desde luego que no es del año 1936, sino de muchas décadas después.
Yo no estoy de acuerdo con lo del Vaticano. Y por otra parte, esa foto que publico, no tiene por qué ser necesariamente de Etiopía; puede ser de cualquier otro país de África.
Decirle también a este señor, que yo no soy racista. Y no solo eso, sino también, que nunca jamás he menospreciado a nadie: ni por razón de raza, ni de religión, ni de ‘status’ social, ni muchísimo menos aun por el color de su piel. No es mi estilo. Yo creo firmemente, que todos somos hijos de Dios y, por lo tanto, iguales y con los mismos derechos.
Y decirle por último a este señor que, cuando uno se decide a escribir un articulito y a publicarlo, sabe, es perfectamente consciente, de que lo que dice o expresa en el –con mas o menos fortuna-, es dificilísimo o casi imposible que pueda ser del agrado de todos los que lo lean.
Al comienzo de mi modesto ‘blog’, ya digo que, en mis artículos, simplemente expreso mi opinión; y que no es mi intención molestar a nadie; y que, por supuesto, admito todas las opiniones: a favor y en contra.
Lo que creo que no se debe hacer, en los comentarios, es llegar casi al insulto.
Raffaello
M27.04.10

My dijo...

La libertad de expresión es un derecho, todos podemos hablar/escribir sobre nuestros pensamientos o nuestros principios.

Pero está claro que siempre hay alguien dispuesto a hacerse notar más que los demás. Hay que ser más valientes! los "anónimos" se esconden siempre por alguna razón.

Te abrazo fuerte.

Maria del Sur dijo...

Creo yo que este espacio es un blog privados abiertos(pero no por esto público) a cualquiera que le interese el enfoque
temático del blog
y si no se esta de acuerdo y no se pretende mantener una charla sin agresión, respetas al prójimo y no entras...
esta persona no expone una opinión, expone una "verdad" porq siquiera deja un lugar donde responderle...él viene, agrede, deja su verdad y se marcha...
que democrático! que educado!

Enana dijo...

efectivamente rafael, del dicho al hecho hay un gran trecho, y también hay gente que se dedica a hacer esa separación mas grande aun. Gracias por este interesante artículo, por concienciarme, por animarme a luchar y sobre todo para mi dia a dia, ahora mismo..para ayudarme a valorar mi vida.

Un fuerte abrazo!