jueves, 8 de abril de 2010

                 Este bebé, maravilla de la naturaleza, perfecta obra del Creador, no existiría si su madre hubiese abortado.

3 comentarios:

My dijo...

Y si..
Es la única verdad.
La vida, nos la da Dios y nos la quita sólo Él.

Los demás, no tenemos derecho a tomar esta decisión.

Enana dijo...

..militando por los que no tienen voz,luchando por los que en la lejanía arden de ganas por vivir, por los que verdaderamente son milagros...y recemos también por los que viven ya en el cielo, por los que brillan como las estrellas, por los pequeños angeles inocentes...

Pulo dijo...

Rafaello, saludos de nuevo. Totalmente y absolutamente de acuerdo en la idea que expones y en el respeto a la vida que declaras. Lástima que algunos nos quieran cambiar de acera. Y lástima también que nosotros lo soportemos.
Un abrazo,
Luis